lunes, 9 de marzo de 2009

Rescatado del anaquel: "Memorias de un agente secreto", de Ángel Alcázar de Velasco


Nace Ángel Alcázar de Velasco en un pueblecito de Guadalajara en 1909, y desde su niñez empieza a vivir una vida de hombre: tabernero desde los nueve años, novillero... llega a licenciarse por Filosofía y Letras en Salamanca, lo que es decir mucho, en 1932.

Cofundador de la Falange en Madrid, presente en al revolución de octubre del 34 en Oviedo y nombrado pro José Antonio consejero nacional de prensa y propaganda, es un hombre de su tiempo.

Condenado a muerte por los sucesos de la unificación del 37, su pena fue conmutada por una cadena perpetua que no llegó a cumplir, por ser indultado al impedir, el solo, una rebelión de los rojos presos en el penal de San Cristóbal, donde el estaba encerrado.

En la segunda guerra mundial fue reclutado por los nazis como espía. Y al acabar la guerra, que vio terminar en el bunker de Hitler, los americanos lo reclutan, llegando a ser una pieza más en la lucha de la CIA contra el KGB.

Estas Memorias de un agente secreto resultan un libro que no deja indiferente a nadie.

No puede dejar indiferente.

3 comentarios:

filomeno2006 dijo...

Tuvo un interesante encuentro con Luis Herrero.

29octubre dijo...

Cuenta, cuenta...

filomeno2006 dijo...

Lo relata el periodista castellonense, en su libro "Los que le llamábamos Adolfo".......