miércoles, 4 de febrero de 2009

Hemos leido: "Los chistes y las cosas de El Frente de Juventudes", de Jesús Fragoso del Toro


Un libro breve, que se le y se goza de una tirada. Se trata de una recopilación de viñetas de Jesús Fragoso del Toro "Chuchi", publicadas primero en el semanario Juventud, y luego en Arriba.

El autor, profesor mercantil y periodista, número uno de su promoción, fue director de Juventud, redactor jefe de SP y Marca, codirector de Tele-Radio y colaborador de 7 fechas, Arriba, As, Ya, ABC y Otros Deportes.

Escritor de un par de novelas (Amaneció tarde y Nosotros) y de varios libros de cuentos, tenía en su poder diversos premios. Pero nunca se le ocurrió recopilar sus chistes.

Estos fueron recopilados por un buen amigo suyo y autor de una de las mejores obras sobre el Frente de Juventudes, Antonio Alcoba, que ya tratamos aquí.

Un complemento delicioso para toda esa colección de estudios serios sobre el Frente de Juventudes, es este Los chistes y cosas de El Frente de Juventudes que, sin alharacas científicas, demuestra con su sola lectura que aquello podía ser cualquier cosa, menos fascismo.

Justo lo que nos dicen hoy que era.

2 comentarios:

Txiripitiflautiko dijo...

Sin duda, se trata de un libro muy ameno. Lo que me impulsa a escribir este comentario no es el libro en sí, sino el comentario de que "aquello podía ser cualquier cosa menos fascismo..." Creo que, POR DESGRACIA, el comentario es certero. Me disgusta, sin embargo que se asuma como propia la manipulación comunista y liberal del término "Fascismo" como algo negativo. No caigamos en la trampa del lenguaje. Sin duda, el Fascismo, como cualquier creación humana, es imperfecto, pero supera con creces a las chatas concepciones políticas del comunismo y del liberalismo.

29octubre dijo...

Nada más lejos a nuestra intención que ser políticamente correctos.

Dejando por sentado que si percibimos diferencias entre fascismo, falangismo y unos cuantos matices entre el falangismo de primera hora y otros que luego sucedieron, incluyendo el bienintencionado del Frente de Juventudes, el comentario iba por otro derrotero: el fascismo italiano era algo serio... y nosotros, españolitos, no noscaracterizamos precisamente por la seriedad, así que ¡cuanto menos los chavales del Frente de Juventudes!.

No, el fascismo no tiene porque ser a priori algo bueno o malo. Es... distinto. Con nexos evidentes, pero no era esto de lo que hablamos.