viernes, 26 de septiembre de 2008

Próximamente: descarga de libros


¿Qué es un suplemento dedicado a las letras y aledaños hoy, sin libros que ofrecer a sus lectores?.

Nada.

Por eso, Palabra y Obra se complace en anunciar que próximamente ofrecerá libros en descarga directa. Pero no, no busquen entre ellos textos que más que libertad de expresión ofrecen el monólogo del poder. Encontrarán aquí libros recomendables o directamente recomendados.

Y dado que este espacio es una especie de sitio en el sentido militar, donde nos atrincheramos aquellos que escapamos de la debacle del mundo, en busca de unos valores que algunos denostan como periclitados y nosotros decimos eternos, que mejor que empezar con una obra que nace en otro sitio. El sitio del Alcázar.



Y es que, aunque es de sobra conocido que durante el asedio nació el periódico El Alcázar entre morteros y balas, menos conocida es una redición que al cabo de los años se hizo de la colección completa de ese periódico, de los 63 números publicados mientras los héroes crecían entre los muros. Redición hoy más que agotada, que nos permitimos ofrecerles en formato pdf.

Ya saben... dentro de muy poco, en este mismo espacio.

3 comentarios:

Jesús Sanz Rioja dijo...

Estupenda noticia.

Dasein dijo...

Suena interesante. Yo estoy interesado en una obra de Redondo llamada "EL estado nacional-sindicalista". La encontré en un mercado, pero costaba 100 euros :S

29octubre dijo...

Estimado Dasein:

Teníamos previsto hacer una especie de encuesta para solicitar ideas sobre los nuevos libros a subir, con una premisa fundamental: deben ser libros inencontrables, que no se puedan encontrar en el circuito del libro nuevo ni, por supuesto, publicado recientemente por una editorial amiga.

Ese libro que mencionas figura en mi humilde biblioteca, comprado en tiempos en que no era, desde luego, tan caro -baste decirte que lo compré en pesetas, en tiempos en que por menos de cinco duros te podías tomar un buen helado-. Si el tiempo da de si -en momentos del año en los que la carga laboral que soporto para poder llevar garbanzos y otras legumbres al plato de mis hijos, me lo permitan- lo escanearé y colgaré aquí.

De momento, me permito anunciar que el próximo título será uno de los más queridos por los integrantes de esta casa: Por amor al joven César, del incombustible Arturo Robsy.