jueves, 18 de noviembre de 2010

Hemos leído: "En la cabellera de un cometa llamado Ernesto Giménez Caballero", de Jerónimo Molina


Imprescindible. Esa es la palabra. En la cabellera de un cometa llamado Ernesto Giménez Caballero es, simplemente, un libro que no puede faltar en una biblioteca que se precie de tener en cierta consideración a la corte literaria de José Antonio.

Jerónimo Molina, brillante, tanto que en ocasiones llega a confundirse su brillo con el eje del libro, (librito por tamaño, librote por calidad), GeCé, descubre textos perdidos, prólogos imposibles, y desmonta mentiras, mentiras y lodo empozoñado que los amantes de la literatura marxista habían colocado sobre el personaje y su obra, por el pecado nefando de no pensar como ellos.

No solo es un libro que resulta un acierto intelectual, es que además se lee de un tirón, sin parpadear, sin poder casi ni respirar mientras sus páginas se van sucediendo y notamos como, en la silla de enfrente, se nos sienta GeCé que viene a dictarnos de nuevo. Y, detrás, el susurro amable de Jerónimo Molina.

Por dar una pequeña pega, no achacable además al autor, tendríamos que decir que nos deja con la miel en los labios el anuncio de dos rediciones de obras de GeCé por parte de Isabor que, hasta donde sabemos, no se produjeron.

¡Más, queremos más!

2 comentarios:

G. de Ujúe dijo...

Gracias por su amable comentario.
Aquí alguna nota que le interesárá conocer:
http://seminariodepoliticasocial.blogspot.com/2010/12/en-el-blog-palabra-y-obra-recientemente.html

29octubre dijo...

Las gracias funcionan mejor en una sola dirección, y en este caso deben partir de éste lado.

Tomamos buena nota del blog. Gracias de nuevo