domingo, 26 de octubre de 2008

Con el eco de la piedra. "29 de octubre", de Arturo Robsy


Hay veces en que largos párrafos están huecos, no dicen nada. Que tomos y tomos componen solo el absurdo.

Y unas pocas veces, se da el milagro exacto de que unas pocas palabras aparecen dotadas de la poesía de lo eterno, con el eco de la piedra.

Esta vez, Arturo, Arturo Robsy, da con ellas. Y yo os las traigo aquí.

29 de octubre

Tal como Eugenio y Rafael García Serrano proclamaron la primavera, me atrevo, en menor escala, a añadirle un día: El 29 de Octubre es la primavera, su promesa, su gloria del camino. Su luz porque, inevitablemente, la Falange fue la "luz de un nuevo sol." El nuestro.

Setenta y cinco años, ya, viviendo en la primavera que sonríe e invita a la alegría; alzando la mano en saludo al cielo y sabiendo -qué bueno es saber- que un mundo viejo y agusanado, que se resiste a desaparecer, trata de refundarse sin más razón que sus intereses de clase opresora de rapiña. Mientras nosotros seguimos al aire y a la luz, nace el último estertor de la vieja España: el Social Capitalismo.

En setenta y cinco años nuestra primavera no ha sido buena, pero ha sido primavera. Tiempo de amor, de canción y de guerra. De muerte y resurrección. Y aquí estamos: a ninguno se nos ha ocurrido decir "75 años de honradez." No es necesario.

Todos firmes: entra el amanecer.

Y Dios, que nos mira.

Arturo ROBSY

2 comentarios:

Miguel P dijo...

Es necesario recordar que en esta brevedad hay dos conceptos que provienen de Juventudes, de la OJE, y pertenecen a poetas superiores. "Gloria del Camino" y "la luz de un nuevo sol."

Las uso como propias a causa de los muchos años de convivencia. Todos debieran sentir que nuestra gloria en estos años ha consistido en seguir en el camino, en peregrinar hacia el núcleo de la luz.

Arturo ROBSY

Javier Ayanotna dijo...

Espléndido.